RAÚL CANTIZANO+LOS VOLUBLE

RAÚL CANTIZANO+LOS VOLUBLE presentan ‘ZONA ACORDONADA’
Fecha: Sábado, 10 de septiembre de 2022
Hora: 22h.
Lugar: Auditorio Municipal Tierno Galván (Geolocalización)
Entrada: Libre y gratuita sin necesidad de retirar invitación. Hasta completar aforo
Guitarras, samplers y loops: RAÚL CANTIZANO
Video en directo: PEDRO JIMÉNEZ
Iluminación, samplers y efectos: BENITO JIMÉNEZ

Raúl Cantizano y Los Voluble llevan trabajando juntos desde el año 2012 . La unión de metodologías y el interés por trabajar lo flamenco desde perspectivas poco habituales y diferentes les llevó a crear (junto a Santiago Barber) Diálogos Electro-Flamencos (DEF).

Los DEF se han caracterizado por abrir espacios de mediación, formación y experimentación desde el campo flamenco, así como de diseñar dispositivos metodológicos otros para la creación y reflexión artística y social. Utilizando la remezcla, el video, la creación colectiva, la improvisación , el archivo y los cuerpos como lugares desde los que partir para proponer una expresión o arte que genere espacios de comunicación alejados del genio artístico y cercanos a las propuestas sociales. Sin rehuir de la estética, pero no condicionada por ella, piensan la experimentación como lengua franca en el ámbito de diferentes campos artísticos y sociales que no se piensan habitualmente en común.

A partir del trabajo colectivo de los DEF fueron surgiendo propuestas como Carta Flamenca a Nam June Paik, una instalación – concierto homenaje al padre del videoarte y la remezcla, y Cartuja a Rás – una propuesta site-specific para el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) estrenada en el marco del Laboratorio Universidad Internacional de Andalucía + Bienal de Flamenco de Sevilla (2014). Estos trabajos son el germen para desarrollar, junto a

Niño de Elche, dos performance audiovisuales que fueron estrenadas en el festival Sónar: Raverdial (2015) y En el nombre de (2016).

Zona Acordonada es un concierto de guitarra preparada, híbrido y transmedia que parte de la guitarra, la electrónica, lo flamenco y la creación audiovisual en directo para apretar las cuerdas, desplazar los puntos de vista y reflexionar sobre la sociedad, lo artístico y lo cultural de esta nuestra “nueva normalidad”.

Es un proyecto que investiga un nuevo lenguaje escénico, visual, performático y musical, que amplía el espacio habitual del guitarrista más allá de su silla y sus dedos. Es un recital atípico de guitarra expandida donde la luz, el video en directo y la acción acompañan la música en un formato renovado y actual. Pone en relación diversos modos de entender la escena y el instrumento; desde su concepción más clásica a la más innovadora.

Su intención consiste en una ampliación de los registros y las posibilidades. Se presenta como un laboratorio guiado por diferentes momentos en los que el guitarrista y música interactúan con pantallas

Zona Acordonada nos invita a pensar en la sociedad de control que con fenómenos como la pandemia de la COVID-19 nos ha llevado a un confinamiento inédito donde las pantallas y el control social han roto tabúes. Repensar el binomio control y libertad nos pone en una situación tensa donde, más allá de visibilizar una sociedad hipervigilada, nos queremos poner a pensar en cómo hackearla, repensarla y aprenderla.

Además, en tiempos de urgencia cultural y social es posible abrir el código a nuevas formas y metodologías de presentación del espectáculo audiovisual y musical. Es por eso que siguiendo con trabajos que ya habían realizado suman a Zona Acordonada una capa transmedia que en momentos de streaming 24/7 les permite presentar y dialogar de otra forma con el público.

Es un espectáculo audiovisual, transmedia, que plantea nuevas formas y metodologías de presentación del espectáculo musical utilizando remezcla audiovisual, nuevas tecnologías, arte sonoro, música experimental y flamenco.

Se articula en diferentes capas simultáneas:

Transmedia:

Se configura como un proceso de investigación que relaciona los diferentes medios posibles para transmitir la cultura con las nuevas narrativas escénicas, entendidas también como artes vivas. Raúl Cantizano y Los Voluble entienden lo transmedia como una búsqueda de un método de trabajo dirigido a un nuevo espacio escénico digital y físico que la reciente pandemia ha adelantado. Experimentar y proponer una metodología para la narrativa escénica que sea capaz de integrar y repensar las convenciones y rituales de las artes escénicas tradicionales y contemporáneas.

Guitarra preparada:

En cuanto a la guitarra como instrumento expandido, utilizan la lógica que surge a partir de John Cage y otros experimentadores de incorporar diversos elementos externos acoplados al instrumento para ampliar su registro. Aplicamos elementos electrónicos diseñados y creados para la ocasión (arduino, motores, potenciómetros), cámaras de video, o directamente a través del procesado en vivo del sonido con sintetizadores, amplificadores y efectos, generando todo un nuevo lenguaje musical. Es este precisamente uno de los objetivos principales de la propuesta: ser capaces de utilizar la tecnología como un elemento de hackeo creativo de los cánones. Todo el aparataje se muestra, se señala y se explica además como parte de la acción performática con su propio significado y reconstruye el imaginario visual de la guitarra evidenciando su carácter de prótesis.

Remezcla audiovisual en directo:

Ya es habitual utilizar el vídeo como acompañamiento, aún así su trabajo mezcla material en directo (a través de cámaras) con material de archivo con el que interactúan siguiendo las máximas del conocido como Live Cinema. Todo se procesa y realiza en directo y probablemente, en el ámbito nacional, Los Voluble han sido capaces de desarrollar un lenguaje propio, reconocido e identificado por muchos otros artistas visuales y musicales. Esta remezcla audiovisual, además, se basa en los códigos y herramientas de comunicación propios del lenguaje del videoarte, el video activismo, la publicidad y el cine.

Lo flamenco:

Lo toman como herramienta, un elemento más, uno de los lenguajes que creen ricos en contenido y potencial y un elemento propio de nuestra cultura. Cercano en su entorno cultural, y ampliamente desarrollado por Cantizano, pero lejos de intentar tomar el concepto de la pureza o la forma flamenca ortodoxa como un lugar al que llegar, ponen en juego una llamada de atención heterodoxa sobre lo que es apropiable, porque es cultura popular desde la que construir.

Otros trabajos que han venido desarrollando en paralelo son Flamenco Is Not a Crime o el trabajo discográfico de Raúl Cantizano Guitar Surprise, mito y geología del Cante, LP publicado en 2017 donde investiga sobre sus múltiples máscaras como guitarrista. Para presentar en directo el disco surge El baile de las cuerdas, un concierto de guitarra preparada (a la filosofía de John Cage) que se amplifica con cámaras y vídeos en directo. Este concierto conforma la base y la continuación para proponer Zona Acordonada, un trabajo escénico para momentos post-COVID19.





Anuncio publicitario